¿SABES CUÁL ES TU EDAD BIOLÓGICA?

La edad biológica se refiere a la condición de nuestro cuerpo y nuestra salud, que a menudo es diferente de nuestra edad cronológica.

Los científicos dicen que la edad biológica significa qué edad tiene nuestro cuerpo, mientras que la edad cronológica representa la duración de la vida del cuerpo. Sin embargo, hay algunas maneras en que puedes descubrir la edad biológica de tu cuerpo.

Los telómeros son los fines protectores de los cromosomas, cuya función es hacer todo lo posible para evitar que la fusión de los cromosomas termine con un cromosoma vecino o se deteriore. Esto tiene sus efectos sobre la velocidad del envejecimiento y la muerte de las células.

El Dr. Terry Grossman, director médico y fundador del Grossman Wellness Center en Denver, afirma que un talón de telómero cae desde el extremo del cromosoma cada vez que una célula se divide. Aparentemente, existe un vínculo directo entre la longitud de los telómeros y nuestra edad biológica.

Cuanto más vives, mayor es la edad cronológica que tienes, y los telómeros tienen una longitud total más corta. Sin embargo, hay una manera más fácil de conocer su edad biológica en el hogar. Esta simple prueba de flexibilidad proporcionará resultados altamente precisos.

Estira el cuerpo y haz varios saltos lentos para aumentar el flujo de sangre a los músculos.

En una posición de pie, une los pies, dobla las caderas y trata de alcanzar con las manos. Intenta llegar lo más lejos posible. Si siente algún dolor o incomodidad, doble las piernas un poco.

Luego, compare sus resultados con lo siguiente:

– Usted es una persona promedio entre 20-25 si puede mantener las piernas rectas, tocar el piso con las manos, pero sentir el cuerpo flexible y los músculos relajados.
– Su edad biológica es de entre 35 y 38 años si doblas las piernas solo un poco y tocas el suelo con la punta de los dedos.
– Su flexibilidad muscular se asemeja a una persona entre 38 y 50, si mantuvo las piernas rectas o un poco dobladas, logró tocar solo los pies o los dedos de los pies, pero sintió una gran incomodidad y los músculos se tensaron.
– Su flexibilidad muscular indica que es una persona mayor de 50 años, si no podía tocar los pies, no podía mantener las piernas rectas o dobladas solo un poco, y sentía dolor, lo que hacía que quisiera levantarse inmediatamente. Entonces, ¿cuál es tu edad biológica?

Intenta estirar todos los días para aumentar tu flexibilidad y tonificar tus músculos. Si hace ejercicio regularmente, lleva una dieta saludable y lleva un estilo de vida saludable, puede mantener significativamente la longitud de sus telómeros.

Cómo las células madre pueden tratar problemas oculares

El ojo es el órgano que nos permite ver el mundo que nos rodea, descubrir la luz del entorno y transferir los datos descubiertos al cerebro. El ojo tiene una estructura compleja formada por diferentes partes especializadas con un trabajo particular. Las partes principales del ojo son la córnea, el cristalino, la retina, el nervio óptico y el epitelio pigmentario de la retina.

La vista es posiblemente nuestro sentido más importante; confiamos en él para navegar a través de nuestro entorno con facilidad. La pérdida de visión puede tener un gran impacto en la vida de una persona, pero muchos de los trastornos que causan ceguera son actualmente difíciles o imposibles de tratar. Los investigadores ahora están utilizando la tecnología de células madre para explorar posibles nuevos enfoques de los tratamientos para la pérdida de la visión

Células madre para tratar trastornos oculares

Los trastornos oculares ocurren cuando cualquiera de sus partes se lesiona o deja de funcionar correctamente. La adversidad en el tratamiento de las afecciones oculares es que la nueva parte biológica para un ojo no es fácil de adquirir. Aquí es donde las células madre pueden ser útiles. Las células madre son como un grupo de células nuevas y activamente especializadas que pueden ayudar a reemplazar las células lesionadas o aberrantes en el ojo. Actualmente no existe una terapia para tratar afecciones oculares neurodegenerativas, pero la idea del trasplante de células madre para vigorizar las células dañadas es un gran atractivo.

Los trastornos o enfermedades del ojo ocurren cuando uno o más de estos componentes se daña y / o deja de funcionar correctamente. Se desarrollan diferentes trastornos dependiendo de qué componente (s) no funcionan. La dificultad en el tratamiento de estos problemas es que, a diferencia de las partes electrónicas de una cámara, no es fácil obtener nuevos componentes biológicos para el ojo. Aquí es donde la tecnología de células madre puede ser de utilidad. Las células madre pueden actuar como fuente de nuevas células sanas especializadas y pueden proporcionar una forma de reemplazar las células dañadas en el ojo.

Las células madre se pueden explotar para producir un origen sin fin de células trasplantables para tratar el ojo. La terapia con células madre puede funcionar para trasplantes de córnea. Las células madre pueden proteger muchas neuronas en el ojo que son importantes para la visión. La terapia con células madre ha confirmado su potencial para las condiciones de deterioro de la retina al producir factores de crecimiento en neuropil lesionado o al reemplazar las células perdidas en el ojo. Las terapias con células madre aparecen a la vista para ofrecer una nueva promesa para que la gente recupere la visión.

Las células madre están llenas de factores de crecimiento que pueden pigmentarse con características del epitelio pigmentario de la retina. Las células madre Muller con factores de crecimiento correctos pueden transformarse en células nerviosas retinianas. Las células madre son las células de confianza del cuerpo. Las células madre separadas de su propio cuerpo pueden supervisarse como células musculares oculares, nervios ópticos, células fotorreceptoras o células corneales, para reanudar la función normal del ojo.

Conclusión: las personas con deterioro molecular pueden beneficiarse de la terapia de células madre y de la pérdida de la visión, la investigación continúa. Las ganancias de las células madre aún necesitan una comprensión profunda de la identificación de los reguladores clave en la vía de diferenciación de los receptores de fotos. La investigación con células madre para tratar condiciones oculares se está moviendo a lo largo de numerosas rutas.